Flexibilidad pero mayores controles en Medellín

La nueva etapa de aislamiento inteligente en Medellín y el Valle de Aburrá comenzará con flexibilidad en el comercio, pero con mayores controles en el uso del tapabocas.

Así lo expresó el alcalde Daniel Quintero, quien insistió que el distanciamiento de dos a cuatro metros seguirá siendo fundamental para evitar la propagación del coronavirus; por su parte el director del Área Metropolitana, Juan David Palacio, recordó que cada municipio del Valle de Aburrá tendrá la autonomía para ir restableciendo la totalidad del comercio, vigilando y cumpliendo con todos los protocolos sanitarios.

Mientras tanto, los restaurantes solo podrán abrir para atender despachos a través de domicilios, mientras los bares, discotecas y este tipo de establecimientos seguirán cerrados. Las peluquerías y hoteles no podrán retomar sus actividades, hasta tanto no se tenga la autorización del Gobierno Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *